Cuando la vida te presente razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones para reír...

miércoles, 27 de abril de 2011

    Allí, allí el sol brilla como en ningún lugar, con tanta fuerza que tiñe de un tono dorado todo lo que alcanzan sus rayos.
    Allí el cielo es azul, y el viento no arrasa sino que te acaricia el cabello ordenándote el flequillo.
    Recuerdo aquellas noches tumbada en la arena de la playa mirando las estrellas, observando su tamaño y poniéndole nombres nuevos hasta bien entrada la madrugada. Recuerdo aquellas tardes al sol con los amigos, o aquellos paseos nocturnos contigo, a solas, contándonos nuestros más íntimos secretos, ¡que noches de verano pasábamos! Si recuerdo con cariño aquellos días es principalmente porque fue cuando te conocí a ti siendo tan solo unos niños. Porque fue cuando conocí el amor por primera vez, por ti, contigo; porque fue cuando tras subir un escalón me sentí pasar de niña a mujer tras ese momento en el que me robaste un beso, un dulce y tierno  beso, mi primer beso... nuestro primer beso juntos... Por primera vez, ahora todo lo sentía y veía de diferente manera. Sentía que jamás me separaría de tu lado, volvería aquí cada verano para revivir lo vivido una y otra vez, porque fue especial, porque fue único...

viernes, 15 de abril de 2011

    
    Cantidades de preguntas sacuden mi cabeza, innumerables pensamientos abundan en mi ser, tu recuerdo, tu recuerdo aparece en la oscuridad  de mi habitación acechando en la tranquilidad de mis noches, manteniéndome en vilo, oscureciendo aún más esta oscuridad. Siento un nudo en el estómago que me consume, me ahoga.

    Me hundo en un mar desconocido por el que nunca navegué, en el cual fui protagonista alguna vez de algún naufragio por el que sufrí y lloré, me hundo, me ahogo en este mar de aguas turbias, de aguas bravas que hunden y marean a sus navegantes como último intento para salir a flote.

   En el silencio de la noche las agujas del reloj truenan en mi cabeza, no me permiten conciliar el sueño como si de campanas se tratasen; campanadas que una a una se tornan alarmantes avisando del sin sentido que hemos creado, que estamos viviendo...

                                Con nuestras manos lo construimos
                             y con nuestras propias manos lo destruimos... 



jueves, 7 de abril de 2011

    Llévame a caminar de la mano o
    a visitar lugares lejanos,
    llévame volando en tus sueños y
    de tu lado en tu vida.
    Subamos al cielo para saltar en las nubes y
    bajemos al infierno para arder en nuestro deseo,
    tomemos un café con la ignorancia
    para conseguir olvidar nuestros errores, nuestros tropiezos...
    construyamos un sendero iluminado y 
    crucemos por él descalzos.
    Borremos los oscuros colores de nuestros días
    dejando un mundo completamente blanco,
    para así con nuestras manos poder pintar nuestras 
    ilusiones, ¡y una vida llena de colores!. 


martes, 5 de abril de 2011

    Miro a mi alrededor y no veo a nadie, las horas pasan lentamente, el tiempo parece detenerse, así que decido salir y dar un paseo bajo la luna; el aire huele a limpio, las estrellas brillan en el cielo, el frescor nocturno hiela mis huesos y despeja mi cabeza. Me siento en un alejado banco del parque a ver la gente pasar, me fijo en ellos mientras imagino como serán sus vidas, tan diferentes entre sí; acabo de madrugada tumbada en la playa, pensando y observando el cielo, tan lejano pero con sus detalles perfectamente visibles. Observo las estrellas, las miro fijamente y éstas hasta parecen sonreírme (no puede irme tan mal si las estrellas me dedican una sonrisa, ¿no?), repaso mentalmente mi vida, el paso de los años, las personas que han pasado por ella y que ya no están, los retos conseguidos y mis grandes errores cometidos con sus respectivos aprendizajes y pensando y pensando me doy cuenta de que nos pasamos la vida pidiendo sin darnos cuenta lo que tenemos cerca. 
    Hablando con las estrellas pude nombrar a muchas personas cercanas que me querían y a las que yo por supuesto quiero, recordé los pasos que había dado y todo lo que había conseguido con mucho esfuerzo, que no es poco, recordé los errores que había cometido, el daño que me causaron pero lo fuerte que me había vuelto tras ellos y lo mucho que había aprendido para no volver a cometerlos. Así que después de pensar en todo esto sonreí, sonreí espontáneamente y sentí felicidad en mi interior. 
    Me di cuenta de que nos pasamos la vida pidiendo en vez de dar las gracias por todo lo que tenemos, no se trata de decir la palabra gracias, no, si no de agradecerle a la vida pues sonriendo cuando nos encontremos en un momento bajo porque está sonrisa hará que lo dejes atrás, compartiendo tus momentos especiales con tus amigos y amando y respetando a la familia que tanto nos quiere; de ser más optimistas, de intentar ser felices con lo que tenemos, de querer y amar a nuestra vida porque es nuestra vida... y así... así la vida nos dará lo que necesitamos y queremos sin tener ni siquiera la necesidad de pedirlo, ésta no necesita escucharlo... si no sentir las buenas y fuertes vibraciones que llegamos a emitir cuando somos verdaderamente felices...             
                          Gracias por todo lo que tengo!! Porque desde aquí lo digo, ¡es mucho!

lunes, 4 de abril de 2011

    Me acabo de despertar, miles de pensamientos y recuerdos de la noche anterior abundan en mi cabeza, un hilito de luz atraviesa la persiana, me giro de costado y estas ahí, aún no te has ido, has elegido no salir corriendo y quedarte a mi lado, ¿porqué será? ¿qué habremos hecho bien esta vez? Abres los ojos y al verme mirándote esbozas una preciosa y diminuta sonrisa, me acaricias el pelo y nos fundimos en un dulce beso. Tan solo nos hacía falta eso; mirarnos, besarnos, tocarnos, tenernos, para saber que eres tú, que soy yo y que ya no existe más... no nos hace falta más... despertaría así junto a ti todas las mañanas de mi vida...

viernes, 1 de abril de 2011

    No entiendo, no entiendo como te odio y a la vez te quiero tanto, no entiendo como te imagino lejos de aquí pero al sentirte lejos de mi me desespero, te llamo entre lamentos, pierdo mi norte y mi sueño.
    No entiendo que es lo que está ocurriendo, qué me está ocurriendo, ya no se si te quiero o te odio, si te necesito o si pudiésemos tener un futuro juntos. Dicen que los sentimientos se acaban o que somos nosotros los que acabamos con los sentimientos, en algún momento hallaré la solución sobre la extrañeza de esta situación, pero lo que sí se es que algo está ocurriendo y que hay que tomar decisiones cuando éstas deben ser tomadas.



jueves, 24 de marzo de 2011

    Por las noches con la luna como testigo te pienso, te imagino, te anhelo... Te pienso a mi lado, sin miedos, sin temores, sin despedidas... Te imagino sonriente dándome todo tu ser, entregándote a mi, fundiéndonos en una sola esencia...  y te anhelo con tristeza mientras una lágrima surca mi rostro hasta desembocar en mis labios impregnándolos de tu sabor....
    Cuando camino por la calle te veo, te veo en todos aquellos lugares en los que compartimos algún instante; te veo en todas las personas, paseando, cruzando la calle, esperando el bus; cada rincón, cada gesto, cada golpe de viento me recuerda a ti. Tan sólo espero ese momento, ese momento en el que te des cuenta de que nos necesitamos, de que me necesitas al igual que yo a ti y vengas, vengas a mi para así unirnos y hacernos el uno al otro las personas más felices del planeta.

miércoles, 23 de marzo de 2011

     Pasamos por la vida como quien espera sentado en la parada de autobús, cuando lo que hay que hacer es vivirla lo más intensamente posible, vivir el presente "carpe diem", minuto a minuto y disfrutar al máximo todo lo que nos da. Porque aunque pensemos que a veces es cruel y dura (que lo es), ésta, tiene muchísimas cosas buenas que tan solo tenemos que mirar, mirar a nuestro alrededor, a nuestra familia, nuestros amigos, nuestra pareja, nuestro entorno y modo de vida y ver que no es tan mala como parece y que aunque hay mucho que mejorar también hay mucho por lo que agradecer ya que si no lo tuviésemos lo echaríamos en falta, agradecer por todo lo que tenemos porque agradecer con sinceridad es el motor que hace que te merezcas lo que tienes y por tanto atraigas más cosas buenas a tu vida, mejorándola.
    Vive la vida, no pienses ésto no está bien o no debería hacerlo. Haz lo que te apetezca, lo que te parezca mientras no se dañe a los demás, haz y deshaz a tu manera, dibuja como quieres que sea tu vida y luego decórala a tu antojo. Ríete de todo lo que puedas. No te duermas porque la vida son tres días y ya vamos por el segundo, vívela, vívela como si fueses ese niño pequeño que fuiste y como si todo te resultase nuevo y desconocido, así tendrá mejor sabor...

lunes, 21 de marzo de 2011

El miedo...

      El miedo es una sensación desagradable que sentimos las personas ante alguna situación de peligro. Es bueno tener miedo, sentirlo alguna vez, porque es como una especie de alarma que nos avisa de que "eso" es peligroso y puede dañarnos, lo cual hace que nos echemos para atrás y no lo hagamos. Pero claro, aunque es bueno sentirlo según en que momentos también es malo sentirlo a menudo o por cosas no tan reales o importantes, porque hace que no nos atrevamos a hacer ese tipo de cosas que aunque nos intrigan y nos puedan gustar nos dan miedo. 
   No todas las personas sentimos el miedo de la misma manera, lo que a unos nos asusta a otros puede que no, ni tampoco, lo sentimos con la misma intensidad. Hay personas que incluso el miedo les gusta, les proporciona adrenalina y esa sensación les emociona y los anima a practicar cosas que a otros nos asustan como por ejemplo puede ser el puenting (que a mi me gusta pero me aterra^).
   El miedo es nuestra alarma interior ante situaciones de riesgo, hay que sentirlo en pequeñas dosis y no en demasiadas ocasiones.

    ¿Qué harías si no tuvieras miedo? Sí, Sí, es una pregunta. Yo si no tuviese miedo haría muchas cosas que me encantan pero luego a la hora de la verdad me echo para atrás, practicaría infinidad de deportes de riesgo, me adentraría en el mar tranquilamente, haría y deshacería mi vida a mi antojo sin tener miedo a tener repercusiones. Bueno, ¿Qué haríais vosotros? Contadme que cosas os atraen, os gustan, por cuales sentís curiosidad o os gustaría realizar pero que no os habéis atrevido a hacer por miedo. Espero vuestras respuestas y curiosidades.

                              (Siento no haber escrito estos días pero estoy arreglando algunos aspectos de mi vida)

martes, 15 de marzo de 2011

Decisiones sin cabeza...

         Se conocieron una noche en la playa, él iba con sus amigos y cuando la vio a lo lejos sonriendo le pareció la chica más dulce que había visto jamás, más tarde cuando el alcohol se hizo notar se miraron, se conocieron y estuvieron conversando toda la noche, apartados de los demás.
    Nada más hizo falta esa noche para saber que se necesitaban el uno al otro, que se complementaban, que cuando se miraban el tiempo se detenía y que la felicidad de uno se la aportaba el otro. Ya nunca más se separaron, eran uno, lo compartían y lo vivían todo juntos, así que con el tiempo decidieron fortalecer su relación y se fueron a vivir juntos.

    Al principio todo era perfecto, dormir todas las noches junto a la persona amada era maravilloso, se pusieron a trabajar para suplir los gastos nuevos de la casa y como consecuencia sus horarios no cuadraban así que empezaron a verse menos, él trabajaba por la mañana y ella por la tarde teniendo las noches para verse y estar juntos, pero el tiempo y el trabajo iban dejando huella y por las noches cuando por fin se veían estaban lo suficientemente cansados como para no preguntarse como le había ido el día al otro, así que se limitaban a cenar algo rapidito y ver un rato la tele en el sofá, pero ya no era lo mismo, la magia en la que habían vivido iba desapareciendo poco a poco; Ahora ya no veían la tele juntos acurrucados en el sofá, ahora, parecía existir un abismo entre los dos, ahora se sentaban cada uno en una esquina del sofá y ya casi ni se miraban, ahora las cenas eran individuales, ya no hablaban, ya no reían, ahora comenzaban a ser dos. Las discusiones iban siendo cada vez más frecuentes y el poco tiempo que tenían lo perdían así, por las noches, en la cama, cada uno miraba para su lado y la pasión en vez de flotar en el aire se iba por la ventana, las noches eran frías, ya nada era igual.
  
    Los meses iban pasando y cada vez sentían más fuerte que convivían con un desconocido con el que no hacían más que discutir por cosas sin importancia, llegando a cruzar la línea del respeto a causa de las palabras que se decían y reprochaban; Ella, pensaba que no era el mismo chico que conoció, que su sonrisa no brillaba igual y su mirada ya no iluminaba su camino, que se habían precipitado yéndose a vivir juntos; Él, pensaba que estaba loca y que se pasaba el día quejándose y gritando en vez de darse cuenta de que ella ya no podía más. Nunca pensaron que todo acabaría así. Aguantaron año y medio hasta que entre gritos y lágrimas comprendieron que ya no podían vivir así más tiempo, que ya no eran felices y que tenían que separarse, que deberían de haber ido más despacio pero que ya era tarde. Uno se fue antes que el otro, abandonando entre lágrimas con una maleta y un par de cajas el lugar donde había sido muy feliz; el otro tardó un par de días más en irse, cerrando la puerta tras sus últimos pasos, dejando como huella una foto pequeña de ellos dos juntos escondida en un cajón, con unas palabras escritas detrás; "por una decisión a la ligera...".

sábado, 12 de marzo de 2011





   Nunca es demasiado tarde para comerte la vida de un solo bocao,
   El pasado ya se fue y el presente camina de tu lao.


                      Puerto presente                                                           

miércoles, 9 de marzo de 2011

   
      Me gustaría alzar las manos y poder tocar la luna, darle un pellizco a las estrellas y acariciar las nubes dispersándolas con mis dedos. Sería maravilloso poder escuchar a los peces mientras nadan libremente en el mar, hablar con los árboles y que con el vaivén de sus hojas por el suave viento me contasen un cuento recostada cómodamente en sus ramas y jugar con los pajarillos del campo a ser seres pequeñitos en un mundo de gigantes. Que con el movimiento de tu pelo con el aire sonara el acariciar suave de una gitarra, esas notas de música son las que darían impulso a mi vida, oxígeno a mis pulmones y nuevos aromas a mi rutina. Me gustaría que jugáramos como niños que se miran con verguenza, que paseasemos descubriendo el mundo a cada paso y que todo volviese a resultarnos nuevo, desconocido, lo cual daría mucha fuerza e ilusión a nuestras vidas. Me gustaría que las cosas no fuesen tan como son, porque a veces son muy duras y nos hieren, que la gente fuese buena y estuviéramos ahí los unos para los otros, que nadie se sintiese nunca solo, que le no faltara un hombro en el que poder consolarse o una mano a la que agarrase, sería todo más dulce, más bello; disfrutaríamos más de la vida y nuestro día a día en vez de resultarnos pesado se tornaría agradable y esperado.

lunes, 7 de marzo de 2011

  • Te quiero.
  • ¿Por qué?
  • Tienes muchas cualidades y yo muchos motivos para quererte... Eres la persona más maravillosa, porque a tu lado soy completamente feliz, a tu lado vuelvo a ser el niño aquel que olvidé hace mucho, porque junto a ti siento ganas de vivir y la sonrisa nunca se borra de mi cara.
  • No sabía que sentías eso por mi...
  • ¿Como que no? No ves como te miro de reojo, como pierdo el control cuando estas cerca o como tiemblo si me dices algo al oído.
  • Shh... abrázame...

domingo, 6 de marzo de 2011

Ríete...



     Ríe, porque cuando ríes el sol aprieta con más fuerza, el cielo se torna azul. Ríe porque cuando ríes tus ojos se iluminan mostrando tu alegría y tus labios muestran tus ganas de vivir. Ríe porque la risa es el mejor alimento del alma y yo me siento feliz cuando te veo sonreír, ríe porque las risas son las tiritas de nuestras heridas. Ríe porque si ríes la vida parece más fácil, ríe, ríete del mundo, ríete de ti mismo, ríete de todo porque si un día no te ríes ese día está perdido, porque reírse es gratis y aún así puedes iluminar el corazón de alguien con tu sonrisa. Ríe porque es la mejor forma de luchar en el mundo, ríete, ríete todo lo que puedas, inténtalo, ríe y si lloras... llora de alegría.

viernes, 4 de marzo de 2011

    Cuando me levanto al amanecer lo primero que hago es asomarme al balcón, respirar profundamente aire limpio y mirar hacia el horizonte, observo el mar buscando en cada una de sus olas el tono exacto del azul de tus ojos, cada rayo de sol se iguala al brillo de tu dorada y suave piel, me fijo en las gentes caminando, felices, despistados, el vaivén de sus andares me recuerdan a la sinfonía que puedo escuchar con cada uno de tus delicados movimientos, con cada una de tus miradas...Te llevo tatuado en mis adentros... tanto, tanto que te veo en cada lado, en cada color, te siento en cada sonido, en cada movimiento, en cada ráfaga de viento... 

miércoles, 2 de marzo de 2011

Sueños irreales...

    Me falta algo, por más que lo intente, a mi vida le falta algo; y ese algo eres tú.
    Te busco por las noches, te busco entre las sábanas, debajo de mi cama, en el balcón donde nos besábamos bajo la luna... Te busco pero nunca te encuentro, porque ya no estas. Te busco en nuestro escondite secreto, donde tantos momentos hermosos hemos compartido, donde nos dejamos llevar descubriéndonos entre abrazos y arrumacos, te busco en la inmensidad del mar en cuyo horizonte nacen los sueños, en cuyas aguas naufragamos juntos para descubrir nuevas orillas donde inventar una vida a nuestra manera. Te busco cuando camino por la calle, entre las gentes creo ver tu rostro y en sus sombras creo ver tu hermosa silueta. Te busco y no te encuentro, nunca te encuentro, pero no entiendo porque, solo se que siento, que sufro, que mi cuerpo emana borbotones de sudor a causa de la desesperación de mi búsqueda. 


    Te busco y no te encuentro... De repente, un sonido llama mi atención, de repente creo desfallecer, pierdo el control y algo me aleja de esta realidad, de repente y en mitad de una noche oscura me despierto, empapada de sudor, ya sin nervios miro hacia el lado y te veo, estas aquí, durmiendo a mi lado, tranquilo; todo había sido una pesadilla, la peor pesadilla de mi vida, que te perdía, que no estabas junto a mi, que te buscaba y no lograba encontrarte, que mal lo he pasado... Me acurruco a tu lado, abrazadita a ti y me quedo dormida en cuestión de segundos al sentir tu calor...

martes, 1 de marzo de 2011


Somos un pequeño puntito mirando lo alto que es este mundo...

                 ¿Recuerdas cuando jugábamos a saltar en los charcos? Que felices éramos entonces, como añoro aquellos años, donde nada tenía importancia y todo se arreglaba con un pinto pinto gorgorito...

lunes, 28 de febrero de 2011

     Me dices que estoy loca, que no estoy bien, ¿si? ¿sabes qué? ¡que si estoy loca es culpa tuya! Si, tuya, escúchalo bien. 
    Loca por el poco cariño que me das, por lo poco que me demuestras, loca por todos aquellos momentos en que me fallaste y que yo como una tonta te perdoné, porque me has hecho mucha falta y no te he tenido cerca, por los desaires que me haces, por tu mal carácter, por tus mosqueos, por el tono de voz y las palabras que utilizas cuando te enfadas, por tus ausencias, pero sobre todo si estoy loca es... ¡por lo mal que lo estás haciendo conmigo! 
                   (porque ya no me engañas, porque ya me voy dando cuenta de las cosas, porque ésto se va a acabar y porque la que reirá seré yo).

sábado, 26 de febrero de 2011

Encuentro fugaz

        Tras cerrar la puerta de la habitación de un portazo un beso agresivo y descontrolado aparece, una insinuante y fugaz mirada, un encuentro apasionado. El mundo se paraliza unos instantes mientras nos miramos fijamente, mientras nuestras miradas hacen el amor sin necesidad de contacto alguno, me acaricias la cara y me besas dulcemente; mi estómago se estremece, siento mil y unas sensaciones que nadie me ha hecho sentir antes, mi mente da vueltas, gira y gira, no existe más, no existe el tiempo, sólo existimos tu y yo, y esta habitación.


    Siento tu corazón cerca de mi, siento tu aliento acelerado erizándome la piel, siento como tus labios recorren mi cuello... me dejo llevar... En la atmósfera se respira pura pasión, mientras nuestros cuerpos se unen y nuestras manos viajan a través de nuestros cuerpos no podemos dejar de mirarnos fijamente, llegando a sentir como siente el otro. Tus manos me tocan, buscan mi entrega, me besas, te beso, recorro cada lunar de tu piel descubriendo rincones inalcanzables en los que me pierdo en mi locura, me tocas la espalda, me acaricias, con fuerza te agarras a mis caderas deseándome, se ve, se te nota, tu deseo atraviesa los poros de tu piel llegando hasta a mi. Sin mediar palabra más que para alcanzar algún sonido emergente de placer, me haces tuya como jamás nadie pudo hacerlo, como si fuese mi primera vez, me haces sentir hermosa, delicada, especial... Aquí donde dos se fundieron en uno, aquí donde nuestro único testigo son unas sábanas blancas enroscadas a nuestros pies....

viernes, 25 de febrero de 2011

Adiós...


           Quiero olvidarte, sacarte de mi mente. Quiero no ver tu cara cuando me despierto ni soñarte cada madrugada. Quisiera ir por la vida sin preocuparme, sin pensar en ti, que ya no fueses más que un recuerdo, un recuerdo ya vacío de dolor, un recuerdo que ya no pudiese dañarme. Poder mirarte a la cara sin tener que bajar la mirada, poder cruzarme contigo sin recordar el ayer, poder decirte con la cabeza muy alta y mirándote fijamente a los ojos que yo ya te olvidé, que siempre estarás en mi memoria como parte de una vida en la que ya morí y que ahora he vuelto a nacer, que ahora soy feliz y he vuelto a sonreír, que ya no te necesito a mi lado; poder decirte Adiós.

jueves, 24 de febrero de 2011

A punto...

      
     Siento como me miras cuando estamos cerca, siento como late tu corazón, como se seca tu boca y como arde tu piel, lo siento, llevas tiempo viniendo, te sientas en frente y te tomas algo mientras lees, pero yo lo noto, por el rabillo del ojo veo como me miras, como se te escapa una sonrisa, yo, desafiante, te miro y en cuanto nuestros ojos se cruzan tu bajas las mirada, como tímido, como avergonzado. Cuando te vas pagas la cuenta y siempre con esa sonrisa tan especial dices... hasta mañana y así todas las tardes, pero nunca dices nada más, me tienes intrigada, me muero porque me hables, porque me sostengas la mirada, porque me digas el porqué de tus visitas. El día que me hables, el día que me digas algo, ese día me caeré al suelo, porque cada día espero ese momento en que llegas con tu libro y tu sonrisa, porque si algún día faltas ese día no calienta el sol; Creo que me estoy volviendo loca, que me estás volviendo loca, me muero... me muero y yo sin atreverme a decirte nada...


  La vida no me sonríe desde hace tiempo, pero hoy...
 hoy me ha guiñado un ojo!

miércoles, 23 de febrero de 2011

     Paseando camino a casa, cansada después de trabajar como un día de tantos en los que recorría aquellas calles; hoy el cielo parecía tener otro color y el aire olía diferente, hoy... hoy era un día diferente, lo notaba, lo sentía...hoy... hoy era el primer día del resto de una vida...
  • ¡Guapa!
  • ¿Perdón?
  • ¡Hermosa!
  • ¿Perdón, es a mi?
  • Es a la estrella más linda y brillante que he visto bajar del cielo jamás. Si, es a ti. (Y una diminuta y arqueada sonrisa apareció en el rostro de la joven).

    Sus ojos resplandecieron de una forma especial para siempre y la sonrisa nunca faltó en su cara. Y este encuentro se sucedió por muchos días más, cada noche en el mismo lugar, camino a casa... 

martes, 22 de febrero de 2011

Recuerda...

   Después de todo lo pasado y todo lo vivido entre nosotros, a veces, a veces me paro a pensar en ti; en lo que fuimos, en el que eras, en la persona que era yo cuando estaba a tu lado. 


   Recuerdo... como brillaban tus ojos cuando me mirabas o como lucía tu sonrisa cuando nuestros rostros se acercaban. En el olor de tu piel, único entre las mejores esencias conseguidas de las mas bellas y lejanas flores, tan intenso olor que me embriagaba dejándome prendida y grabándose a fuego en mi memoria. 


   Recuerdo... como agarrabas mis manos contra tu pecho acercándome a ti, como dulcemente apartabas el pelo de mi cara para verme mejor, mirándome fijamente a los ojos, ¡ay que ojos! Como tus manos tocaban mi piel, suave, delicadamente, como tu sabias hacer ¡ay que manos! Como me besabas, despacito, con dulzura, como si quisieras dejar marcados aquellos instantes para siempre ¡ay que labios!


   Recuerdo... como me decías te quiero, que siempre estarías conmigo y que siempre seríamos uno, y recuerdo con la fuerza que me abrazabas después de decírmelo. Recuerdo... recuerdo que recordándote estoy, recordándote estaré el resto de mi vida y recordándote moriré, porque más vale tener vivencias bonitas para recordar que vivir sin tener nada en el recuerdo.

lunes, 21 de febrero de 2011


Caminar descalza por la playa mientras el sol se va escondiendo,
Una taza calentita de café y una conversación interesante con una buena amiga,
Disfrutar de un helado viendo una peli en compañía de una persona especial bajo una mantita acurrucaditos en el sofá,
Tumbarse al sol sobre el césped y leer buen un libro,
El sonido de la lluvia al golpear el duro asfalto,
Lamer la tapa del yogurt cuando acabas,
El olor a humedad después de una fuerte tormenta,
Caminar bajo la lluvia y saltar en los charcos,
Un beso o un mordisco mientras se te eriza la piel...

En fin... ¡Los pequeños placeres de la vida!


sábado, 19 de febrero de 2011

Miedo...

    A veces tengo miedo, tengo miedo de perderme, de no saber en que dirección caminar, de perder la luz y vagar por la oscuridad. Tengo miedo de dejar de ser yo para llegar a ser otra persona, miedo de no reconocer mi reflejo, de perder el norte, el control. Tengo miedo de mirar a mi alrededor y no ver a nadie, de no tener un hombro en el que llorar, un amigo al que escuchar, una vela que soplar. Tengo miedo, miedo de la oscuridad pero si me paro a pensar en ello detenidamente, en realidad, más miedo tengo de la claridad  ya que puedo ver venir los duros golpes que esta vida me da.

Puff...

      Viernes por la noche. Puff, hoy es uno de esos días en los que todo va mal, o todo me parece mal. Hoy...  hoy me encantaría ser una mala persona y no tener remordimientos, hacer lo que me parezca sin pensar en ti. Poder pasar de ti, olvidarte, echarte a un lado y abrirme paso, poder decirte adiós para siempre y no mirar atrás jamás, poder decirte que no me llames, que esta vez ya no estaré, que ya me perdiste hace mucho tiempo y que tu ni te has fijado.  Te he querido, te he amado más que a nada en esta vida, más que a mi misma pero el tiempo, el maldito tiempo ha ido haciendo estragos entre tu y yo y ahora ya las cosas no son igual que antes, ya no se siente igual. 


    Cuando te enamoras y adoras a esa persona, piensas que siempre será igual, que siempre lo querrás pero no, los años y las diferentes relaciones que vamos teniendo nos fuerzan a aprender y yo lo que he aprendido es que todo acaba, que nada es para siempre aunque nosotros pensemos que si porque ese 
amor que sentimos no se puede apagar. Todo tiene sus fases; Comienzas enamorándote, perdiendo la cabeza, adorando a esa persona, luego llega la costumbre, sigues amándolo pero ya empiezas a ver cosas que no te gustan y en las que antes ni te fijabas, luego esas pequeñas cosas se van sumando cada día. gotita a gotita y empiezan a molestarte hasta acabar cogiéndoles manía, y para terminar (y digo para terminar porque la rutina acaba con todo, si, si, con todo aunque no queramos) llega la rutina, maldita rutina, la que hace que no sepas ya como salir de ella, la que hace que os queráis porque si, porque sois pareja, porque lleváis mucho tiempo juntos, hasta que un día te levantas y te dices a ti mismo que ya las cosas no son igual, que lo quieres pero no ya de la misma manera, si, te quiero, te quiero por el tiempo pasado, por los momentos vividos, no soy mala, no soy rencorosa y aún con mucho daño en mí te desearía los mejores progresos, que todo te fuese bien y bonito y que nada ni nadie te dañase, pero eso si, te deseo todo lo mejor del mundo pero ahora lejos de mi, dejando que yo empiece ahora mi camino, pudiendo buscar esa felicidad de la que antes disfrutaba y que ahora echo mucho no, muchísimo de menos. Nadie sabe cuanto...

viernes, 18 de febrero de 2011


    • Mírame.
    • ¿Qué?
    • Nada, mírame.
    • ¿Qué pasa?
    • Nada, no te pongas colorada anda y mírame a los ojos, déjame abrazarte. Te ves tan guapa, tan bonita... eres tan mágica y maravillosa que a tu lado me siento el hombre más afortunado del mundo, que a través de tus ojos puedo ver el cielo y en tu abrazo pierdo mis sentidos.

    jueves, 17 de febrero de 2011

         
         
           
         Caminando bajo la lluvia te voy pensando, imaginando tu rostro, tu pelo rizado, el tacto de tu piel. Es tan sólo pensar en ti y mi cuerpo se estremece. El agua cala mi ropa, mis zapatos mojados pesan tanto que me cuesta caminar, pero no me importa, nada puede entorpecer mi estado de ánimo, mis ojos brillan hasta deslumbrar; sonrío, me siento feliz , me siento feliz por saber que llego cansada a casa y tu estarás allí, esperándome una noche más con una gran sonrisa en la cara y un beso todavía más dulce que la noche anterior.

    martes, 15 de febrero de 2011

    La Reina de las Reinas

          Te miras al espejo y tu reflejo ya no es el que era antes, pero tu rostro sigue con esa luz que lo hace tan especial. Te peinas para verte guapa pero tu cabello ya dejó de ser negro, ha cogido un tono grisáceo, y eso, a veces te entristece. Todavía recuerdo cuando de pequeña me dejabas peinarte, me encantaba, aunque sinceramente lo único que hacía era enredarte el cabello, pero tú me decías, que guapa me has dejado hija; Recuerdo como hace años nos íbamos al campo a pasar el día y jugabas conmigo en el viejo columpio. Ya esos años han pasado, pero no me preocupa porque todavía quedan muchos, muchos años a tu lado, muchas cosas por vivir.

          Me gusta verte sonreír, eso me llena de vida, ver las lineas que en tu rostro forman tu sonrisa, me gusta cuando por las mañanas desde mi habitación te escucho cantar, me alegra los despertares, me hace sentirme segura, que estás ahí, me gusta cuando como una niña se te iluminan los ojos cuando te traigo golosinas y el gesto que haces haciéndome ver que las quieres todas para ti. Me gusta cuando charlamos entre tu y yo, a solas, y nos contamos nuestras cosas, y me das esos consejos que tanta razón tienen. Me gusta tu vida, la vida que poco a poco y piedra a piedra fuiste creando pensando en nuestra felicidad, nadie lo podría hacer igual.

          Hace años en el colegio, me preguntaron ¿Y tu mamá, a qué se dedica? A lo que yo contesté, pues mi mamá es la reina; no entendí el porque de su sonrisa, era verdad, era lo que una niña pequeña veía con sus inocentes ojos, era lo que escuchaba en casa cuando mi padre la llamaba reina y mi abuela me decía a mí ¡eres la reina de las reinas! Así que yo era hija de una reina; Y cuando me preguntaron, ¿Que quieres ser de mayor? A lo que yo dije, pues yo quiero ser como mi mamá, ¿Porqué, a ver, cuéntame? Porque quiero ser bella, lucir siempre feliz y sonriente, saber de todo, hasta de lo que no entienda, porque quiero vivir viendo mi casa siempre llena de gente, porque quiero que no me moleste nada y cuando a los demás si les moleste, decirle, déjalos, son niños, solo juegan y se divierten, porque quiero ser inteligente, porque me quiere mucho y porque la quiero mucho, ¿no? por eso quiero ser como mi mamá señorita. La profesora sonrió dulcemente y me dio un beso en la mejilla, aunque era una niña que no se sabía explicar muy bien, ella me había entendido...

          Porque te quiero, porque te necesito, porque contigo al lado la vida es más fácil, porque quiero hacer con mis hijos lo que hiciste tu conmigo...Porque me e dado cuenta de que es TU SONRISA la que arrastra todas las mañanas al sol para que salga.  

    lunes, 14 de febrero de 2011

    Diferentes Día de San Valentín...

          Diferentes día de San Valentín, porque todos no somos iguales, porque para todos no significa lo mismo...


         San Valentín, hoy, puff, hoy es uno de esos días en los que algunos preferirían ni levantarte, un día de los que pesan. San Valentín, ¿Pero que es San Valentín si no un día para unir a los unidos y "joder" a los que tienen problemas?
        Un día esperado por la mayoría, un día especial, un día para celebrar con la persona amada que todo es maravilloso y lo mucho que se quieren... Pero...¿Y donde quedan los demás? ¿Donde quedan las personas que no tienen pareja o que la perdieron?


        Pues tristes, quedan anhelando el no tener a nadie a su lado a quien querer, a quien abrazar, con quien construir momentos inolvidables para recordar eternamente, o echando de menos a esa persona que perdieron, que se fue de su lado para comenzar una vida a parte dejándole solo, olvidándose de él sin importarle.

        ¿Y donde quedan los que si que tienen pareja pero ya no es lo mismo? Quedan tristes por querer sentir, por querer tener ilusión por este día sin llegar a conseguirlo, tristes por los recuerdos pasados que ya se perdieron y que aún estando al lado de esa persona ya no son los mismos,recuerdos que especialmente en este día abundan en la cabeza, tristes porque te preguntas porque son así las cosas, preguntándote porque no pueden ser como eran sabiendo en el fondo que ya no podéis sentir como antes. Tristes porque por mucho que pongan empeño el silencio aparece continuamente entre los dos mientras lo celebran, tristes porque lo celebran porque es como si "hubiese que celebrarlo por ser este día", tristes por el coraje, por los recuerdos, por el presente, por la falta de cariño, tristes al fin y al cabo...


                                                                         Felicitaciones a quien pueda celebrar este día no con la persona 
                                   amada, sino amando a la persona que tiene al lado, y un beso para los que no tienen 
                                   pareja y pasan este día solos, o a quien echa de menos a la persona que perdieron y un 
                                   beso aún más fuerte para quien si que tiene pareja pero este día ya dejó de ser especial
                                   hace mucho tiempo.... 

    domingo, 13 de febrero de 2011

    Quiéreme...

        Quiéreme...
        Quiéreme por como soy, Quiéreme por lo que ves. Quiéreme por como te miro, por como toco tu pelo con mis dedos cuando me pongo cariñosa. Quiéreme por como sonrío cuando apareces a lo lejos o por como lloro cuando me dices que no me olvidarás; Quiéreme por esos momentos vividos en los cuales nuestros corazones caminaban de la mano, Quiéreme porque a tu lado soy yo misma y no tengo que fingir, porque contigo no me hace falta el oxígeno para respirar ni la sangre para vivir, Quiéreme por quererte porque como yo nadie te querrá; Quiéreme y no nos hará falta más, seremos uno. Siempre recordaré lo que me dijiste, que nunca me olvidarás... nunca me olvides, nunca lo olvides, Quiéreme...

    sábado, 12 de febrero de 2011

    Sueños...

        Me gustaría poder VOLAR, ir de un sitio a otro sin problema alguno, cuando quisiese, cuando desease. Visitaría los rinconcitos más bellos del mundo para así saber donde poder llevarte conmigo, cuando por fin seas mío. Tendría una vista privilegiada, vista desde arriba, desde tan alto se ve todo tan HERMOSO. Todas las noches, volaría hasta tu casa para vigilar que nadie te pudiera acechar, entraría por tu ventana para verte dormir, para mirarte, para mirar ese pequeño lunar de tu cuello, dormiría ACURRUCADITA a ti. Durante el día volaría de un sitio a otro, viajaría, aprendería todo lo desconocido con lo que me fuese topando, absorbiéndolo, observaría a las GENTES para ver lo especial, lo diferente que eres al resto de la humanidad, le cantaría a los niños, me acercaría al sol y con mis manos alcanzaría una estrella para ILUMINAR tus sueños.

    viernes, 11 de febrero de 2011

    La historia de Pepe

        Pepe era el tipo de persona que te encantaría ser. Siempre estaba de buen humor y siempre tenía algo positivo que decir. Cuando alguien le preguntaba cómo le iba, él respondía: "Mejor, Imposible". Pepe era un motivador natural, si alguien tenía un mal día, Pepe estaba ahí para decirle como ver el lado positivo de la situación.

        Un día fui a buscar a Pepe, y le pregunté: 
        - No lo entiendo, no es posible ser una persona positiva todo el tiempo, ¿Como lo haces?. Pepe respondió: 
        - Cada mañana me despierto y me digo a mí mismo "Pepe tienes dos opciones hoy: Puedes escoger estar de buen o mal humor". Escojo estar de buen humor. Cada vez que sucede algo malo puedo elegir entre ser una víctima o aprender de ello. Escojo aprender de ello. Cada vez que alguien viene a mí para quejarse puedo aceptar su queja o puedo señalarle el lado positivo. Escojo señalarle el lado positivo".
        - Si, claro, pero no es tan fácil.
        - Si, lo es, dijo Pepe. Todo en la vida es acerca de elecciones. Cuando quitas todo lo demás, cada situación es una elección. Tu eliges como reaccionas ante cada situación, tu eliges como la gente afectará a tu estado de ánimo, tu eliges estar de buen o mal humor. En resumen:
        TU ELIGES COMO VIVIR LA VIDA.

        Por cuestiones de residencia, perdimos contacto, pero con frecuencia pensaba en Pepe cuando tenía que hacer una elección, en vez de reaccionar contra ella.
        Varios años más tarde, me enteré que habían asaltado el negocio de Pepe, los asaltantes le dispararon. Después de 8 horas de cirugía y semanas de terapia intensiva, Pepe fue dado de alta aún con fragmentos de bala en su cuerpo.
        Me encontré a Pepe 6 meses después del accidente y cuando le pregunté como estaba, me respondió: "Mejor, Imposible".
        Le pregunté que pasó por su mente en el momento del asalto. Contestó: 
        - "Cuando estaba tirado en el suelo, recordé que tenía dos opciones, podía elegir vivir o podía elegir morir. ELEGÍ VIVIR". Cuando me llevaron a quirófano y vi las expresiones en las caras de los médicos, realmente me asusté, supe entonces que tenía que tomar una decisión, entonces les dije a los médicos: "Estoy escogiendo vivir, opérenme como si estuviese vivo, no muerto".
        
        Pepe vivió por la maestría de los médicos, pero sobre todo POR SU ASOMBROSA ACTITUD. Aprendió que cada día TENEMOS LA ELECCIÓN de vivir plenamente. La ACTITUD, finalmente lo es todo.
        
        Al final la decisión de:       
        - Como eres.
        - Como te ves.
        - Como te sientes.
        - Como vives.

                    ¡¡¡ES SOLAMENTE TUYA!!!  Pinta la vida a tu manera....

    jueves, 10 de febrero de 2011

    Maldita situación...

        No puedo soportarlo, esta sensación... esta sensación va a acabar con mi persona, miro por la ventanilla, tarareo la canción que suena en la radio, me siento nerviosa, sin motivos, me siento incómoda por esta situación tan extraña, giro un poco la cabeza sin querer decir nada, míralo, ahí va, conduciendo como si fuese solo, como si no llevase a nadie a su lado, ¿Por qué son así las cosas? No hablamos, no decimos nada, más  bien no tenemos nada que decirnos ya, simplemente vamos, simplemente estamos.

        Mirando de nuevo a través del cristal, veo una pareja caminando por la acera, agarrados de la mano, se les ve felices, unidos, puede ser que sea así.... Los miro y pienso que un día fuimos así, que un día lo eras todo, que tan sólo nos bastaba con tenernos al lado, donde las palabras flotaban en el aire, donde las palabras no eran capaces de escucharlas nuestros oídos, no hacía falta ese tipo comunicación, las palabras las escuchaban y las pronunciaban nuestros ojos, nuestras miradas al cruzarse, de repente vuelvo a la realidad, giro la cabeza y seguimos aquí, igual, de la misma manera...

        Siento una sensación extraña, como si quisiese saltar del coche en marcha, irme, huir de aquí, de este negro agujero que hemos ido creando con los trozos de lo que ha ido quedando con el paso de los años, unos trozos que deberían de haber ido directamente a la basura sin contemplaciones y haberse así olvidado todo dejando paso a un nuevo comienzo, una nueva andanza, pero no, claro que no ¿Como iba a ser así?, nos empeñamos en pegar esos trozos por miedo a lo desconocido, por miedo a equivocarnos aún sabiendo que el error era seguir no haciendo nada, dejándonos llevar por remolinos de sentimientos esperando tan sólo a que llegue el momento en que el nivel del agua baje, a que las aguas se vuelvan bravas y a chocar con la roca más afilada para poder así destrozar la absurda barca que nos mantiene a flote, y así, ya sólo nos quedará nadar...


        ¿¿Habéis sentido alguna vez sensaciones parecidas al lado de alguien especial??



    Cambio de look!!

         Como bien me han comentado... cuando te sientas mal, cuando pienses que no puedes seguir más así, cuando necesites un cambio, volar, salir... Si puedes, múdate, amuebla o decora a tu gusto tu casa, tu espacio, quita de tu vista todo lo antiguo, cámbialo y sobre todo asegúralo ...

         Bien, pues, bienvenidos al nuevo entorno, a mi casa, al nuevo espacio, estáis invitados, espero que os guste, dadme vuestra opinión que es muy importante...

                                                                             A las palabras de "una Niña Traviesa"...

    miércoles, 9 de febrero de 2011

    Si me diera...

    Si el demonio me diera una piedra la lanzaría contra tu ventana para hacerme ver,
    si me diera un palo haría un fuego pequeñito para calentarnos juntos,
    si me diera unas cadenas me amarraría a tu puerta,
    y si me diese la oportunidad de olvidarte
    usaría la piedra para alejarlo, el palo para golpearlo y las cadenas para atarlo,
    de mi bolsillo sacaría tu foto para hechizarlo 
    y así gritarle al viento que tan sólo con una piedra, un palo y unas cadenas he engañado al diablo.

    Bendita locura...

         Me cuesta respirar, mi aliento se entrecorta,
    el roce de nuestras pieles trasmiten el calor del un volcán enfurecido,
    como si de lava se tratase unas gotas de sudor recorren mis muslos,
    tu boca calma mi sed.
         Mientras no podemos dejar de mirarnos fijamente
    tus ojos me llaman pidiéndome que te de placer,
    te beso, te toco, te araño con fuerza,
    y tú me respondes descubriendo mi cuerpo lascivo,
    besándolo, acariciándolo, haciéndome tuya, entregándote a mí,
    como si hoy no existiese final alguno,
    la pasión flota en el aire, me haces llorar,
    una lágrima espontánea escapa posándose en mis labios
    para así formar parte de tu saliva,
    para ser unidos, para ser uno.
         Mi cuerpo sufre temblores incontrolados,
    mis muslos se contraen, mis dedos se entumecen,
    tus gemidos se enredan en mi pelo deslizándose suavemente hasta mis oídos,
    ahora te siento mío, te siento dentro de mí.
         Cuando el placer me alza directamente a las estrellas
    algo me empuja haciéndome caer del firmamento
    para así hacerme a la idea de tener que perderte, de volver a ser dos,
    anhelando ya estos instantes que junto ti
    he viajado a través de tus manos, he sentido a través de tus piel y 
    he rozado el cielo de la locura...

    lunes, 7 de febrero de 2011

    Mi Anhelo

    Te busco, te pienso, te siento,
    pero tú no estás aquí,
    anhelo tus caricias, tus roces, tus besos,
    lo extraño todo de ti,
    ¿Por qué ya no estás? ¿Por qué te fuiste de mi lado?
    ¿Por qué no te has quedado?
    Los días van pasando
    pero en las noches me voy ahogando,
    viviendo en la oscuridad,
    asomada a una ventana miro la luna brillar,
    ¡qué bonita! ¡qué hermosura!
    se detiene el tiempo,
    y veo tu rostro en su figura.
                          
                                                                 Te busco, te pienso, te siento,
                                                       pero tú no estás aquí...

                                                              (A todos los que anhelan a alguien)

    Un adiós firmado

                - Edward siéntate, no son buenas noticias las que te traigo.
                - ¿Qué ocurre Doctor? -Dije nervioso al ver la cara de preocupación del médico.-
                - Vamos a ver. Primero tiene que tomarlo con calma, hoy en día la medicina ha avanzado mucho en los últimos años, con un buen seguimiento y su respectivo tratamiento, pues….
                - ¡Pero dígame! ¿Qué ocurre?- Dije rápidamente cortando su interminable discurso.-
                - Te queda aproximadamente un año de vida, Edward –dijo  mientras sus manos temblaban agarrando los papeles que se encontraban encima del escritorio.-
    ………………..

                Te queda aproximadamente un año de vida. Así es, éstas son las mismas palabras que oyeron mis oídos, así fue como se me informó deshaciendo en un mísero instante todo lo que había creado durante toda mi vida, aunque aún soy joven he conseguido muchas cosas de las que uno puede estar orgulloso en la vida y las cuales me gustaría seguir disfrutando y alargando durante mucho tiempo. Pero no iba a ser así, algún Dios había impuesto que todo cambiaría y que yo no elegiría ni llevaría las riendas, ahora mi lienzo era completamente negro y ya no aceptaba ningún color para pintarlo.
                Cuando no le podía pedir más a la vida, cuando en mi lienzo en blanco había conseguido pintar la vida a mi manera, con la tableta de mis colores preferidos, la vida que siempre había querido tener la había conseguido a base de esfuerzo y sudor aunque eso no pareció importarle mucho a la destino, muy justo en ocasiones pero tan injusto y doloroso en otras, ya que ocurrió algo que rompió mi vida en trocitos para luego recogerlos con desprecio y tirarlos a la basura sin ningún derecho a reciclaje, lo peor que podría pasarle a cualquier persona, lo que sabes que puede ocurrir pero lo que nadie jamás imagina que pueda ocurrirle a sí mismo, lo que nunca imaginé que podría pasarme a mí, ocurrió, como si fuese una película de estreno la cual ves desde fuera aunque luego puedas apagar el televisor. Toda esta situación ocurrió tan de repente y tan rápido como para darme cuenta de todos los desastres que acarrearía conocer esta noticia, ¿para qué conocerla? Es mucho mejor no saberla, ¡nadie debería saber esto jamás!, sería como sentenciarse en vida, para no-vivir pero pensando siempre en querer vivir.
                Ahora me sentía vacío, sin vida, me sentía como si fuese una planta que cuando nace sabe cómo transcurrirá su vida, floreciendo en primavera siendo la más bonita del jardín para morir en el próximo frío invierno.
             Cuando conocí mi fatal destino todo cambio de repente. Yo tenía otros planes para mí, no estaba preparado para saber cómo y cuándo acabaría mi vida, de hecho no creo que nadie lo esté. Mi vida, mi mundo, el que yo construí se vino abajo casi sin darme cuenta, destrozándolo yo con mis propias manos por miedo a que la enfermedad lo destrozara. Los últimos días de mi vida.... llegarán... siento miedo... llegarán...            
               Y llegaron, acabando en una fría noche, encontrándome encerrado en la soledad que yo mismo había construido a mi alrededor, una copa rota sobre la moqueta, un grifo abierto, una botella de whisky, un cuerpo sin vida en la bañera... un adiós firmado.

    Las 5 leyes del dinero:

      
        1.- El dinero viene en cantidades crecientes al hombre que separa no menos de una décima parte de sus ganancias para así crear un futuro patrimonio.
        2.- El dinero trabaja para el sabio proveedor que le encuentra un trabajo redituable, multiplicándose como los rebaños en el campo.
        3.- El dinero se adhiere a la protección del poseedor precavido que lo invierte bajo el consejo de hombres sabios en su manejo.
        4.- El dinero huye del hombre que lo invierte en negocios o propósitos con los cuales no está familiarizado.                
        5.- El dinero huye del hombre que lo fuerza a ganancias imposibles, de quien sigue los seductores consejos de embaucadores, o de quien confía en su propia inexperiencia y deseos de invertir.
     
                                                               El hombre más rico de Babilonia (George S. Clason)
                                                                                                                              

        Si prestas atención al presente, podrás mejorarlo. Y si lo mejoras, lo que sucederá después también será mejor. 
                                                             El Alquimista (Paulo Coelho)

    domingo, 6 de febrero de 2011

    Estragos nocturnos

    B

    uff qué frío…                                                                                       
                Es lo primero que se me pasó por la cabeza esa fría mañana de enero mientras mantenía los ojos entre abiertos por el fuerte golpe que propinaba la radiante luz que penetraba por las ventanas. La cabeza…. ¿la tendría aún pegada al cuerpo? ¿O la habría perdido esa noche por algún lado y en este mismo momento estaría siendo apedreada por una jauría de niños mal criados?
                Son las doce del medio día, decido despegarme de la cama y tomar un trago de algo que agilice mi garganta, en el camino hacia la nevera me voy dando cuenta de que todo está por medio, hay ropa en el suelo, zapatos, botellas de alcohol en la mesa, papeles y cristales rotos, supongo que de algún vaso mal parado. Qué bien cae un cafelito calentito en este estómago que da patadas, mientras tomo una taza de café, sentada en el sofá y rodeada de los destrozos de lo que debía de haber sido una noche “movidita” intento recordar que había sido de mi la noche anterior, no recuerdo muy bien que ocurrió ni donde me metí. Recuerdo alboroto, mucha gente, música, alcohol...
                Una música que ni en estos momentos era capaz de reconocer sonaba, sin saber dónde, cerca de mí, avisándome de que mi vida tenía que cambiar, que no podía seguir viviéndola así, sin recordar lo que hacía aquellas noches de estragos nocturnos, las cuales, eran demasiadas como para que mi cuerpo y mi economía pudiesen sobrellevarlo. Pero esa dichosa música no dejaba de sonar, como pude, busqué de donde provenía, debajo del sofá encontré un móvil desconocido al que estaban llamando...

    sábado, 5 de febrero de 2011

     
          "Así debéis hacer vosotros: manteneos locos pero comportaros como personas normales. Corred el riesgo de ser diferentes, pero aprended a hacerlo sin llamar la atención". (Paulo Coelho)