Cuando la vida te presente razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones para reír...

lunes, 28 de febrero de 2011

     Me dices que estoy loca, que no estoy bien, ¿si? ¿sabes qué? ¡que si estoy loca es culpa tuya! Si, tuya, escúchalo bien. 
    Loca por el poco cariño que me das, por lo poco que me demuestras, loca por todos aquellos momentos en que me fallaste y que yo como una tonta te perdoné, porque me has hecho mucha falta y no te he tenido cerca, por los desaires que me haces, por tu mal carácter, por tus mosqueos, por el tono de voz y las palabras que utilizas cuando te enfadas, por tus ausencias, pero sobre todo si estoy loca es... ¡por lo mal que lo estás haciendo conmigo! 
                   (porque ya no me engañas, porque ya me voy dando cuenta de las cosas, porque ésto se va a acabar y porque la que reirá seré yo).

1 comentario:

  1. Uff cada entrada tuya, siento que la escribo yo te juro!

    Un besi (:

    ResponderEliminar