Cuando la vida te presente razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones para reír...

martes, 15 de marzo de 2011

Decisiones sin cabeza...

         Se conocieron una noche en la playa, él iba con sus amigos y cuando la vio a lo lejos sonriendo le pareció la chica más dulce que había visto jamás, más tarde cuando el alcohol se hizo notar se miraron, se conocieron y estuvieron conversando toda la noche, apartados de los demás.
    Nada más hizo falta esa noche para saber que se necesitaban el uno al otro, que se complementaban, que cuando se miraban el tiempo se detenía y que la felicidad de uno se la aportaba el otro. Ya nunca más se separaron, eran uno, lo compartían y lo vivían todo juntos, así que con el tiempo decidieron fortalecer su relación y se fueron a vivir juntos.

    Al principio todo era perfecto, dormir todas las noches junto a la persona amada era maravilloso, se pusieron a trabajar para suplir los gastos nuevos de la casa y como consecuencia sus horarios no cuadraban así que empezaron a verse menos, él trabajaba por la mañana y ella por la tarde teniendo las noches para verse y estar juntos, pero el tiempo y el trabajo iban dejando huella y por las noches cuando por fin se veían estaban lo suficientemente cansados como para no preguntarse como le había ido el día al otro, así que se limitaban a cenar algo rapidito y ver un rato la tele en el sofá, pero ya no era lo mismo, la magia en la que habían vivido iba desapareciendo poco a poco; Ahora ya no veían la tele juntos acurrucados en el sofá, ahora, parecía existir un abismo entre los dos, ahora se sentaban cada uno en una esquina del sofá y ya casi ni se miraban, ahora las cenas eran individuales, ya no hablaban, ya no reían, ahora comenzaban a ser dos. Las discusiones iban siendo cada vez más frecuentes y el poco tiempo que tenían lo perdían así, por las noches, en la cama, cada uno miraba para su lado y la pasión en vez de flotar en el aire se iba por la ventana, las noches eran frías, ya nada era igual.
  
    Los meses iban pasando y cada vez sentían más fuerte que convivían con un desconocido con el que no hacían más que discutir por cosas sin importancia, llegando a cruzar la línea del respeto a causa de las palabras que se decían y reprochaban; Ella, pensaba que no era el mismo chico que conoció, que su sonrisa no brillaba igual y su mirada ya no iluminaba su camino, que se habían precipitado yéndose a vivir juntos; Él, pensaba que estaba loca y que se pasaba el día quejándose y gritando en vez de darse cuenta de que ella ya no podía más. Nunca pensaron que todo acabaría así. Aguantaron año y medio hasta que entre gritos y lágrimas comprendieron que ya no podían vivir así más tiempo, que ya no eran felices y que tenían que separarse, que deberían de haber ido más despacio pero que ya era tarde. Uno se fue antes que el otro, abandonando entre lágrimas con una maleta y un par de cajas el lugar donde había sido muy feliz; el otro tardó un par de días más en irse, cerrando la puerta tras sus últimos pasos, dejando como huella una foto pequeña de ellos dos juntos escondida en un cajón, con unas palabras escritas detrás; "por una decisión a la ligera...".

12 comentarios:

  1. dios mio... cariño.. me has puesto los pelos de punta enserio..!
    pues si vaya.. no se puede tomar una decision asi, a la ligera.. y encima esa decision!! pero alomejor no estaban hechos el uno para el otro.. por eso no triunfo.. pero si, a veces es mejor pensarse las cosas dos veces :D

    un besazooooo!!!!

    ResponderEliminar
  2. Sinceramente esa decisión es una de las que más vueltas se dan:me da miedo nada más que pensarlo.

    En fin es difícil eso del amor y las decisiones conjuntas.

    Un saludoo^^

    ResponderEliminar
  3. Increíble no tengo más palabras para describirlo.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  4. Vos me seguis y yo no te seguia u.u QUE MAL DE MI jajaj
    Lindo blog ^^ Te sigo

    ResponderEliminar
  5. me gustan tus textos, te veo por mi blog!


    saludos
    www.sinboli.com

    ResponderEliminar
  6. Me has dado mucho que pensar...Hay veces que las decisiones tomadas a la ligera salen bien, aunque es difícil tener algo tan tan fuerte que no lo rompa la rutina ¿verdad? creo que realmente no estaban hechos el uno para el otro.
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Hay desiciones tomadas a la ligera que nos sorprenden y nos salen bien, pero lamentablemente no es asi la mayoria de las veces. El amor, la pareja, las relaciones... es algo que no debe tomarse a la ligera, un dia vivimos con el amor de nuestra existencia y al otro nos despertamos con un completo desconocido. Me encantan tus textos, siempre me deja pensando entrar a tu blog (: Un beso, cuidate

    ResponderEliminar
  8. Hace tiempo que no te visitaba...ya era hora..
    Me encanto esta entrada....sabes eso fue lo que me paso exactamente con mi es Novio..por una decision a la ligera..terminamos separados, dicen:
    Mas vale paso que dure, que trote que canse.
    Y es cierto...debemos tener paciencia, lo que mas nos cuesta conseguir es lo que mas valoraremos, siempre debemos entregar todo en proporcion a lo que recibimos, no existe tal cosa de...yo soy asi, yo entrego todo; yo decia eso debido a mi falta de experiencie, pero a cocachos aprendi, de que todo tiene su tiempo, momento...timing is crucial.

    http://www.youtube.com/watch?v=RdjJqb39RQo

    ResponderEliminar
  9. Me gusto esta entrada, aunque tenga un final no tan lindo u.u
    Pero nos sirve para aprender que tenemos que estar seguros al tomar decisiones como casarsee o vivir cn una persona(es lo que yo pienso, porque despues si tienen hijos y se separan es peeor, porque los hijos sufren mucho).
    Hay veces que tomamos decisiones apurados, o pensando que estamos bien pero no pensamos en la consecuencia de ello.

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Hola! Actualizé mi blog con un nuevo relato, pasate si quieres. Tu opinion sera bienvenida! Un beso

    ResponderEliminar
  11. no llore VALE!? no , bueno... quizas una pequeeeeeña lagrimita si rodase por mi mejilla... PERO NO LLORE
    (no hagas caso a la loca que ha escrito esto, me encanta, aunque es muy triste :P)
    besitos de lacasitos^^ (snif)

    ResponderEliminar
  12. Pedazo texto. Me ha encantado :) Está genial. Es una historia triste, sí... y yo creo que tiene que pasar más de lo que creemos porque una pareja joven puede estar muy bien y muy feliz, pero es lo que han visto y vivido al tener cada uno su casa, pero al vivir juntos, tener distintos trabajos y horarios y demás, la relación de pareja puede ser muy distinta. Hacerse mayor quita mucho tiempo e irse a vivir a una casa y tener que trabajar para pagarla, mantenerla y demás, es una posible consecuencia.
    Un beso :)

    ResponderEliminar